LA MISERICORDIA DE DIOS

Como creyentes en Cristo disfrutamos de una gran bendición en términos de la misericordia que Dios ha compartido con nosotros al permitirnos entender la Palabra de Vida y llegar a estar en un estado de justificación y santificación en Cristo Jesus. Antes nuestras vidas no disfrutaban de una bendición tan grande y con promesas de que hemos de disfutar de bendiciones y recompensas aún mayores en el futuro. Esta gran bendición de Dios es dada a los hombres por su misericordia, la cual es uno de los atributos de Dios. Sabemos y hemos oído repetir con frecuencia que Dios es amor y este sentimiento esta unido y atado a la misericordia. Aquel que es misericordioso ama con un amor puro, limpio y desinteresado. Con frecuencia se escucha de la gente una idea u opinión de Dios como uno vengativo, intolerante y justiciero, pero el Dios que yo conozco y el que la Biblia nos muestra es un Dios lleno de compasión por la gente que se pierde, por aquellos que no tienen consuelo, por los que no tienen esperanza y por los que creen que no hay una salida a su necesidad.

El Dios que presenta la Biblia es uno capaz de amar la humanidad, teniendo un plan perfecto de redención para el hombre. Un Dios que envió a su hijo amado, Jesus de Nazaret, para entregar su vida a cambio de darnos una oportunidad de salvación. Un Dios que obra misericordia para todos y que cubre con bendición que no merecemos. Aun mas, un Dios que cada día hace salir el sol para justos e injustos.

Si bien es cierto que Dios no tolera el pecado y que obra justicia dando el pago por nuestras obras, tambien es cierto que tiene infinita misericordia, bondad, amor y beneficios para todo aquel que acepta la salvación, todavia disponible por medio del sacrificio de Cristo en la cruz. Si vives tu vida pensando que no tienes salida a tus problemas y que nadie podrá nunca darte esperanza, yo te presento a Jesus de Nazaret.

Si entregas tu vida a El en verdad, recibirás salvación y te ha de cubrir de misericordias grandes cada mañana. Aprenderás a confiar en El y tu vida dará un cambio que nunca pudiste imaginar. Serás testigo fiel y verdadero de lo que es disfrutar la misericordia de Dios.

Dios te bendiga hoy y siempre,

Heriberto León
Ministerio Educación Bíblica

Leave a Reply