Los cuatro reinos de la tierra y el Reino Futuro


Dibujo tomado de la Biblia de Estudio de Profecia Tim LaHaye

 

Introducción:

Una de las profecías más fascinantes de la Biblia la encontramos en el libro de Daniel.  Este hombre tuvo la oportunidad de ver en visión la sucesión de reinos o imperios de la tierra.  Sin embargo, no fue al único hombre que Jehová le dio esa visión.  Antes que a Daniel, la visión le fue dada al rey más poderoso de la tierra en sus días.  Este hombre fue el rey Nabucodonosor.  Mucho se habla en la Biblia y en libros de historia sobre las cosas que este rey pudo lograr.  Una de las experiencias más importantes que tuvo este rey fue el sueño profético que le perturbó el ánimo.  El suceso está registrado en el libro de  Daniel capítulo 2.  Con frecuencia se habla de la forma que Daniel interpretó el sueño para el rey,  pero ese sueño va más allá, no solo aplicaba a Nabucodonosor y su tiempo, también aplica a nuestros días.  Dios le permitió al rey Nabucodonosor ver los reinos que dominarían la tierra desde sus tiempos hasta los días del fin, y esa parte es el escenario de nuestro tiempo.  En palabras simples este sueño es un resumen del plan profético de Dios para el pueblo de Israel y el anuncio de los tiempos hasta el fin.  Puede verse el plan de redención a Israel por parte de Dios en ese complejo y singular sueño.

Objetivos:

Luego de terminar el estudio los estudiantes:

a.  Tendrán una idea clara del significado profético del sueno de Nabucodonosor

b.  Podrán mencionar la sucesión de reinos

c.  Tendrán una comprensión clara del tiempo profético en que viven los reinos de la tierra en nuestros días.

 

Plan de estudio:

Para dar seguimiento a esta clase es necesario leer los capítulos 2 y 7 de Daniel al igual que Apocalipsis 17.

El sueño:

Demás está volver a escribir todo el sueño, para los detalles por favor lea el capítulo 2 de Daniel. Para motivos de esta clase me limito a ir a los puntos centrales del mismo.  Aquí las partes del sueño de Nabucodonosor.

1.  Cabeza de la estatua-  Hecha de oro puro.  Ese es el reino de Nabucodonosor (verso 38).

2.  Pecho y brazos de plata- Segundo reino compuesto por dos reyes.  Al igual que la estatua, con dos brazos, este imperio se componía de dos reinos a saber, los Medos y los Persas. De la manera que un cuerpo tiene más dominio o fuerza en un brazo que el otro, este imperio tenía más poder en uno de los dos reinos que lo componía.  Este segundo reino tenía  mayor ejército pero menor poder comparado con el imperio de Nabucodonosor.  Este punto está simbolizado por el cambio entre el oro y la plata.

3.  Vientre y muslos de bronce-   Tercer reino.  Metal mucho más fuerte que los dos anteriores pero de menor riqueza o importancia económica.  Más espacio en el cuerpo de la estatua y equivale a mayor territorio conquistado.

4.  Piernas (piernas de hierro y pies de hierro mezclado con barro cocido)- Cuarto reino.  Al igual que las piernas en el cuerpo son dos y la parte más larga, este reino fue el de mas larga duración entre los cuatro imperios.  Antes de su caída,  este imperio se dividió en dos (Roma y Constantinopla).  El metal (hierro) es mucho más fuerte que los tres anteriores pero de menor importancia económica que los primeros.  Fue un reino fuerte y duro como el hierro simbolizando la impiedad de sus acciones.

Interpretación:

Vemos que la interpretación del sueño se encuentra en el mismo capítulo cuando Daniel le declara el significado a Nabucodonosor (Daniel capítulo 2 versos 36 al 43).  Es interesante ver que luego del sueño de Nabucodonosor Daniel tiene una visión en el capítulo 7 donde ve cada uno de estos reinos en sucesión representado por animales.

1.  La cabeza de la estatua es el reino (imperio) Babilónico con Nabucodonosor como rey. (verso 36 al 38).  El primer reino es simbolizado con un león.  Daniel 7:4.  Vea el parecido de este león con el relato de la locura de Nabucodonosor y su eventual restitución en su reino.

2.  El pecho y brazos de la estatua es interpretado como el reino o imperio Medo Persa.  Estos son dos reinos y al igual que el cuerpo tiene dos brazos, estos son dos reinos que hacen la misma función derrotando a Babilonia. (La forma en que los Medo Persas derrotaron a Babilonia se encuentra en Daniel 5).   Por lo general la función de los brazos se denomina por izquierdo o derecho dando a entender la mayor habilidad o fuerza para usar los brazos.  En este reino uno de ellos tenía más fuerza que el otro. Daniel 7:5 menciona a una segunda bestia (reino)  identificado como un oso el cual se levantaba más de un lado que de otro,o sea con mayor poder en un lado de su cuerpo.

3.  El tercer reino o imperio es el griego, con Alejandro El Grande o Alejandro Magno como rey.  Este rey obtuvo el control del imperio en un corto periodo de tiempo derrotando a los Persas.  Alejandro Magno murió y en su lugar se dividió el reino teniendo cuatro regiones para gobernar.  En cada región reinó un diadoco.  En Daniel 7:6 vemos que la visión continúa con el leopardo el cual es el animal más rápido de la tierra, y se compara a Alejandro el Grande con un leopardo por lo rápido que conquistó y logró control en un imperio.  Vea lo impresionante de la visión de Daniel al final del verso 6 donde dice que este leopardo tenía cuatro cabezas.  La historia nos dice lo que sucedió con Alejandro el Grande y la forma en que se dividió el imperio con cuatro reyes o diadocos.

4.  El cuarto reino fue Roma, dividido en dos imperios los cuales son Roma y Constantinopla.    Al igual que en el cuerpo las piernas son la sección más larga, el reino de Roma es el de mayor duración.  Es simbolizado con el hierro en la estatua por su dureza y rigidez.  Cuando Daniel tiene la visión en el capítulo 7 no encuentra un animal con que comparar esta bestia (reino).  Lo único que nos dice Daniel en el capítulo 7 y verso 7 es que esta bestia (reino) tiene diez cuernos, simbolizado en la estatua por los diez dedos de los pies. La historia nos dice que el Imperio Romano llegó a su final pero proféticamente hay un revivir de ese imperio en los últimos días, o postreros días como lo describe con frecuencia la Biblia.  Este reino tiene la autoridad de Roma pero la mezcla de hierro con barro implica alianzas con otros reinos de menos fuerza o poder que el antiguo imperio romano.  Es imposible que estos dos se mezclen en una sola unidad y de esa misma manera el renovado imperio romano que ha de revivir en los últimos días no se mezclará del todo con sus aliados.

 

5.  El quinto reino es el Reino de Jesucristo el cual vendrá para eliminar el reino de los pies de la estatua de Nabucodonosor y a la vez derrotar esa secuencia de reinos.  Este reino es simbolizado en el sueño como una piedra no cortada con mano (Daniel 2:34).  En Daniel 2:44 dice “Y en los días de estos reyes (10 cuernos de la bestia, o 10 dedos de los pies de la estatua) el Dios de los cielos levantará un reino que no será jamás destruido, ni será el reino dejado a otro pueblo; desmenuzará y consumirá a todos estos reinos, pero el permanecerá para siempre”.

De manera que el sueño de Nabucodonosor (Daniel 2) y la visión de Daniel en el capítulo 7 están relacionados.  Este sueño-visión nos da la secuencia de reinos que se levantaron y todos ellos en contra del pueblo escogido de Dios (Israel), pero llegarán a su fin y entonces se establecerá un reino eterno el cual es el reino de Jesucristo.  Un dato importante que demuestra que esta sucesión de reinos tuvo un papel de verdugos contra el pueblo escogido lo encontramos en Apocalipsis 17.  Algo parecido a un rompecabezas o una adivinanza.  Dicen los versos 8 al 11:

“La bestia (reino) que has visto, era y no es; y está para subir del abismo e ir a perdición; y los moradores de la tierra, aquellos cuyos nombres no están escritos desde la fundación del mundo en el libro de la vida, se asombrarán viendo la bestia que era y no es y será.  Esto para la mente que tenga sabiduría:  Las siete cabezas son siete montes, sobre los cuales se sienta la mujer, y son siete reyes, cinco de ellos han caído, uno es y el otro aun no ha venido y cuando venga es necesario que dure breve tiempo.  La bestia que era, y no es, es también el octavo; y es de entre los siete y va a la perdición”. 

Estos versos suenan bien difíciles y profundos pero en realidad no lo son, solo presentan una forma entrelazada de hablar sobre los reinos desde la antigüedad hasta el momento en que Juan hablaba de su visión y lo que surgiría en el futuro.  Aquí trataré de explicarles estos versos para que vean la referencia entre Daniel y Apocalipsis en el tema de la sucesión de reinos.

Primero:  “La bestia que has visto, era y no es y está para subir del abismo e ir a perdición” (verso 8) es la misma del (verso 11).  Este es el anticristo.  Se denomina bestia porque en la Biblia para denominar un reino se usa la palabra bestia.  Por ejemplo a Nabucodonosor se le identifica con un león (animal o bestia).

Segundo:  “Los moradores de la tierra se asombraran viendo la bestia que era y no es y será”  Ese es el evento donde el anticristo sufre un atentado, muere y resucita.  Recuerde que para hacer su papel de anticristo tiene que cumplir con las profecías que aplican a Jesús, o sea morir y resucitar. (esa será una resurrección falsa).

Tercero:  “Las siete cabezas son siete montes, y son siete reyes  (Apocalipsis capítulo 17), cinco de ellos han caído, uno es y el otro aun no ha venido y cuando venga es necesario que dure breve tiempo”.  Estos siete montes incluyen los siguientes reinos o imperios.

  1. Egipto
  2. Asiria
  3. Babilonia
  4. Medo Persas
  5. Grecia
  6. Roma
  7. Imperio Romano restaurado (pies de la estatua)

Cuando dice “cinco de ellos han caído”, Juan hablaba de los primeros cinco.  “Uno es” se interpreta como Roma que reinaba en tiempos de Jesús y Juan.  “Uno no ha venido y cuando venga durará breve tiempo” es el reino del anticristo que durará solo siete años.

Por último cuando dice “La bestia que era, y no es, es también el octavo; y es de entre los siete y va a la perdición”.  Ya sabemos que habla del anticristo pero aquí les doy la explicación en detalles:

  1. Que era y no es (atentado y muerte del anticristo que lleva a su falsa resurrección)
  2. Es también el octavo (Cuente los siete reinos más el reino del anticristo para un total de ocho)
  3. Es de entre los siete (Sale de uno de los reinos anteriores)
  4. Va a la perdición (Con claridad sabemos que su final es la muerte eterna).

De manera que podemos ver que la sucesión de reinos hasta el tiempo del fin donde el reinado de Jesús tendrá lugar ha tenido un cumplimiento fiel.  Hoy el imperio romano ha estado en el polvo de la destrucción por años pero ha de revivir para dar paso al tiempo del reino del anticristo.  La iglesia de Jesucristo tiene que vivir esperando el momento del rapto o arrebatamiento y entonces el reino del anticristo se manifestará.  Aun así, es lógico pensar que el movimiento para que ese reino se unifique y comience a operar ya está en acción.  Tenemos la esperanza de saber que el tiempo del fin se acerca y que los que confiadamente aceptan a Jesús como salvador de sus vidas no tendrán que temer a la sucesión de reinos.  Nuestra vida está escondida en Cristo Jesús.

Para preguntas y comentarios pueden enviarlas al siguiente email

Notificaciones@clasebiblica.com o en Facebook bajo Clase Biblia.  También en la pagina www.clasebiblica.com

Espero que sea de bendición a todos,

Heriberto León

Ministerio Educación Bíblica

Leave a Reply